Hoy en día muchos usuarios requieren guardar información en formato digital y llevarla consigo en cualquier momento. La firma nipona nos presenta esta opción, que es bastante robusta y fácil de usar

Fue difícil obtenerlo para prueba, pero finalmente se logró, después de meses de insistencia. Luego de tres meses de uso intenso, podemos decir que el disco duro externo Toshiba Canvio Connect II de 2.0 TB es bastante ligero, resistente y atractivo, porque viene en un color rojo intenso como los labios de Angelina Jolie o de Scarlett Johansson.

Sin embargo, si el rojo no es lo tuyo, también lo podrás encontrar en negro, blanco, rojo, azul y oro satinado. Es compatible con las plataformas Windows y Mac, como fue mi caso, pues el producto fue utilizado en una Mac Book Pro con OS X Yosemite, donde tuvo un excelente desempeño.

Es un dispositivo versátil que permite almacenar los archivos mediante un acceso fácil en cualquier momento y lugar. El disco duro portátil facilita realizar copias de seguridad de nuestros archivos y compartir contenido digital con quien queramos con la mayor seguridad.

Los datos están protegidos, lo cual es una gran ventaja de este aparatito, que incluye un software que analiza la computadora del usuario y respalda la información incluido el sistema operativo, además de que ofrece opciones de seguridad personalizada para usuarios avanzados.

Por su capacidad de 2.0 TB es ideal para profesionales que necesitan movilidad, seguridad y guardar altos volúmenes de información en poco tiempo, como fotógrafos por ejemplo.

Este dispositivo puede almacenar alrededor de 76 mil fotografías profesionales, con un peso promedio de 15 MB. Además, el usuario puede disponer, sin costo y de por vida, de 10 GB de almacenamiento gratuito en la nube. para tener siempre disponibles sus archivos más importantes, lo cual puede ser muy útil.

Permite compartir archivos en cualquier momento, sólo es necesario dejar el dispositivo conectado a la PC y se podrá acceder a todos los archivos vía remota –mediante contraseña de por medio-, incluso música, fotos y películas.

Es un disco duro veloz, pues su velocidad de transferencia de datos es de 5 Gb/s, lo que es magnífico para las duras jornadas de trabajo, donde lo que uno menos quiere es esperar para guardar archivos.

Su peso liviano, de tan sólo 230 gramos, y su tamaño, de 10.9 x 7.8 centímetros, lo hace ideal para llevarlo a todos lados en cualquier parte.

Toshiba tiene las versiones de 1, 2 y 3 TB, según las necesidades del usuario. Para un estudiante, quizá esté bien la versión de 1 TB, pero para otro usuario más avanzado, que genera archivos de gran tamaño, el de 3 TB será excelente. De hecho, es de los pocos fabricantes con esta capacidad, 3 TB, para un disco portátil móvil, pues los demás son de escritorio.

Excelente opción, ni lo pienses.

Ya había probado routers con anterioridad, pero era un desafío probar uno Dual Band Cloud. La idea de un ruteador es conectar a una red de banda ancha todas las computadoras y dispositivos, además de poder definir parámetros como seguridad, prioridades, marcar horarios y demás

Contar con el puro módem, como nos lo envía nuestro proveedor de Internet ya es como vivir en la Edad Media. Es como si a la casa donde vivimos llegara el agua en un solo tubo, pero que éste no tuviera extensiones a la regadera, WC, lavabo, etcétera. Es un poco como vivir en la cueva mientras otros viven en una cómoda casa o condominio.

Empero: los routers por lo regular gestionan, en un único flujo de datos, todo el tráfico por cable e inalámbricamente y con varios tipos de datos, como VoIP (Voice Over IP), streaming de video, juegos online y la navegación por la Web. Cuando los dispositivos se hacen cargo de todos estos datos la actividad de la red se alenta y puede causar inestabilidad en la conexión. Todos lo hemos vivido alguna vez cuando vemos alguna película en streaming, digamos de Netflix o de cualquier otro servicio.

Sin embargo, la tecnología Smart QoS de D-Link analiza el tráfico cableado y el tráfico inalámbrico y lo separa en varios flujos de datos, lo cual es maravilloso. A la vez detecta las diferentes aplicaciones (voz, video streaming, datos) y les asigna una prioridad, todo de manera automática y sin la intervención del usuario.

En realidad, es un aparato fácil de conectar, pues en menos de 10 minutos ya estaba encendido y funcionando. La parte de la administración del dispositivo desde Internet no fue tan fácil, dado que ya había dado de alta un dispositivo antes y no quedaba claro cómo añadir un segundo en la misma cuenta, pero recibí asesoría para este punto.

Sus cuatro puertos Gigabit Ethernet permiten una conexión de alta velocidad por cable de hasta cuatro PC u otros equipos. Es un equipo preparado para la IPv6, lo que en cristiano implica disponer de una red confiable y robusta.

El router DIR-868L viene con la tecnología WiFi más reciente, la Wireless AC, que puede transmitir a 1750 Mbps. Gracias a esta velocidad el usuario puede descargar contenido y sincronizar archivos hasta seis veces más rápido que con el anterior estándar y conseguir una cobertura total de su hogar.

D-Link es un proveedor global de soluciones de networking para consumidores y empresas, cuenta con la EyeOn Baby Camera, un dispositivo que ya está disponible en México, el cual resulta idóneo para vigilar a los reyes de la casa…

Todo un Big Brother3

Debo decir que el dispositivo, la Baby Cam de D-Link, es bastante discreto, es una esfera con una pequeña base y tiene la opción de tenerla siempre en la misma, o bien, colocarla en una base fija, para lo cual tiene todos los aditamentos, tornillos, fierros e instrucciones, por supuesto. Esto está fenomenal, porque cuando se deje de utilizar como Baby Cam, porque el bebé crecerá algún día, se puede usar para monitorear, por ejemplo, una habitación en particular o la entrada a nuestro domicilio cuando salimos de vacaciones.

Me llamó la atención poder conectar la Baby Cam a la red local, de forma inalámbrica, y poder ver la imagen desde prácticamente cualquier dispositivo, como un teléfono inteligente, tableta, laptop o computadora de escritorio.

La instalación fue muy fácil en realidad. La conexión a la red, igual, pero lo que más me sorprendió fue cuando hice la prueba lejos de casa: con un botón digital uno avisa a la cámara que está fuera, y enseguida se pone la función de continuar con la vigilancia, aunque uno esté en China, siempre y cuando la cámara tenga conexión a Internet.

De esta manera, se puede tener una monitorización completa del bebé a través de la aplicación gratuita mydlink Baby, la cual ya está disponible en tiendas  digitales, tanto en la App Store como en Google Play; además, permite tomar fotos o videos de esos momentos especiales, mediante una tarjeta MicroSD, para compartirla después con la familia, amigos o redes sociales.

Lo anterior es muy útil, sobre todo cuando uno tiene que salir de casa, incluso si se deja al bebé con algún cuidador, así sea de la familia o externo. Esta Baby Cam es, por así decirlo, los ojos de uno cuando estamos fuera de casa.

Cabe decir que, para cuando el pequeñito está muy inquieto, el aparatito viene con cinco relajantes canciones clásicas de cuna, que lo ayudarán a tranquilizarse y dormir, las cuales también se pueden programar a distancia, incluso el volumen y temporizador, así sea dentro de la misma red local.

Por otro lado, cuenta con la función de visión nocturna, con lo cual uno puede monitorear al bebé de noche, aunque uno esté en la habitación de junto, y así tener la tranquilidad de que nuestro bebé está bien cada segundo.

Por si fuera poco, la cámara admite múltiples conexiones simultáneas, para que tanto los padres como los familiares o cuidadores puedan vigilar al bebé. El acceso es 100% seguro, con protección del streaming de imagen y sonido con los más avanzados sistemas de encriptación, mientras que la conexión a la cámara sólo se puede realizar mediante el usuario y contraseña que definen los padres.

El aparatito tiene, también, una comunicación clara de dos vías, es decir, se le puede hablar al bebé a través del micrófono y bocina integrados, además de escucharlo a él, de esta forma los padres podrán sentirse cerca de sus pequeños.

Para concluir, otra herramienta muy valiosa de la Eye On Baby Cam es el monitoreo de la temperatura del cuarto del bebé, gracias a su sensor LED, que cambia de color para alertar si la temperatura sube o disminuye más allá de lo configurado. Ni lo dude, está increíble.

En los días que la tuve a prueba su rendimiento fue muy bueno en sus tres funciones básicas de imprimir, escanear y copiar. Nunca se detuvo ni ocasionó problema, ni a mí ni a ningún usuario de la misma red

De inicio, me llamó la atención el tanque de tinta de este multifuncional Epson L455, el cual se ubica a un costado de este dispositivo, lo cual no es muy estético, pero es una idea maravillosa si lo que nos gusta es que la tinta nos dure mucho tiempo.

En realidad, es una impresora-escáner-copiadora inalámbrica muy fácil de usar. Es intuitiva 100%. No tuve que leer el manual (aquí entre nos odio los manuales) para instalarla, ni a nivel hardware como software. De hecho, la impresora me llegó con los controladores para Windows, así que tuve que bajar de Internet los drivers de la Mac. Sencillísimo. Asimismo, imprime y escanea de manera inalámbrica, con enrutador o con Wi-Fi Direct.

De igual forma, ya instalada la impresora, tuve que conectarla a la red y, de nuevo, fue muy práctico y fácil. A diferencia de otros aparatos similares del mercado, donde Soporte Técnico telefónico tiene que intervenir para conectar a la red y ponerla disponible para los usuarios de la misma, éste multifuncional es de un-dos-tres que no se cree.

Permite imprimir desde la computadora, claro está, pero además desde el iPad, iPhone y Apple AirPrint. También, imprime desde otras plataformas, como Google CloudPrint.

Viene con un escáner de 48 bits y 1200 x 2400 dpi para ampliaciones de fotos y documentos, lo cual supera el  estándar de la industria en este tipo de dispositivos para usuario final.

Es importante mencionar que el tanque de tintas, EcoTank, es un sistema económico y original de Epson, el cual rinde 4,000 páginas en negro con sus dos botellas negras incluidas, o bien, 6,500 páginas a color, por set de tres colores incluido (cian, magenta y amarillo). El costo de lista por botella
de tinta (no son cartuchos, sino botellas, es una de las grandes diferencias; no se cambian, sino que se rellena el tanque de tinta), ya sea color o blanco y negro, es de sólo 132 pesos más IVA, que es más o menos el costo de mercado de los cartuchos convencionales, pero éstos rinden mucho más.

En los días que la tuve a prueba su rendimiento fue muy bueno en sus tres funciones básicas de imprimir, escanear y copiar. Nunca se detuvo ni ocasionó problema, ni a mí ni a ningún usuario de la misma red. Por cierto, en el frente cuenta con una pantalla de 1.44” para imprimir, copiar y escanear sin la PC, lo cual es muy práctico.

La L455 de Epson venía con una serie de botellas de tinta de repuesto en caso de necesitarse, pero, por supuesto, no fue el caso, así que no puedo decir qué tan fácil es cambiar el repuesto, pero supongo que lo es, porque así es este dispositivo.

Tiene dos años de garantía, una capacidad para 100 hojas de papel o 10 sobres, cuenta con ranuras para las tarjetas de memoria más utilizadas en el mercado (para imprimir fotos directamente desde la impresora), viene con el cable USB gratis, pesa sólo 4,5 kilogramos y cuenta con software para edición de fotos incluido.

Por último, sólo me queda decir que lamenté como pocos el día que vinieron por ella y ahora sólo espero deshacerme pronto de mi actual impresora, la HP Deskjet 2545, porque ya me percaté de que gasto mucho en cartuchos y eso que no me considero una persona que imprima tanto. Hasta la próxima.

Precio sugerido: 4,281 pesos más IVA.

Cuando llegó para prueba, quería comprobar sus capacidades técnicas, facilidad de uso y utilidad para mejorar el desempeño de la red. He aquí la historia

El reto era comprobar si era un router intuitivo, qué tal fácil era instalarlo y si la herramienta Linksys Smart Wi-Fi podía facilitar o no la vida al usuario final.

En la parte técnica, el producto Linksys EA-4500 presume lo siguiente:

• Doble banda 900N (2,4ghz y 5Ghz).
• Velocidad de transmisión de 450 – 450 Mbps.
• Matriz de antenas MIMO 3x3.
• 4 Puertos Gibabit Ethernet.

• 1 puerto USB con almacenamiento compartido y servidor virtual.
• Servidor multimedia DLNA.

En realidad la instalación fue muy sencilla. El producto venía con un CD de instalación, pero en mi caso, por usar una MacBook Pro, tuve que bajar el software de Internet, pero sin problema alguno.

Con el programa de instalación, en unos pocos minutos pude crear mi cuenta de Linksys Smart Wi-Fi y configurar el router según mis preferencias de seguridad. A partir de ese momento pude acceder al panel de configuración desde cualquier dispositivo con navegador y también desde las aplicaciones gratuitas que Linksys ofrece para los dispositivos móviles. Gracias al Panel de Control se puede controlar el router, incluso de forma remota.

En este entorno, pude ver la lista de dispositivos conectados, añadir nuevos dispositivos, activar el control parental, comprobar el estado de almacenamiento USB conectado, o incluso, priorizar la velocidad de la red a algunos dispositivos o aplicaciones en concreto. Las utilidades son las siguientes:

• Lista de dispositivos: es útil para asegurarnos de que los dispositivos están conectados y que no haya personas ajenas colgadas de nuestra red. También se pueden añadir nuevos dispositivos.
• Acceso de invitado: permite configurar una red alternativa a la que un usuario se puede conectar con una contraseña diferente a la nuestra, lo cual es ideal porque no siempre queremos compartir esa información.
• Control parental: se puede bloquear cualquier dispositivo para que no tenga acceso a la red en absoluto, o bien, sólo durante algunas horas del día (como para que el adolescente no esté todo el día jugando en su consola de videojuegos). También se pueden bloquear las páginas que consideremos oportunas sólo para ese dispositivo en concreto.

• Prioridad de medios: permite escoger qué dispositivos y aplicaciones tienen prioridad sobre la red. Es perfecto para asegurarnos la mejor conexión si trabajamos en casa, o bien, si queremos jugar en red o hacer streaming.
• Almacenamiento USB: el router como servidor virtual es muy bueno, porque se puede acceder al disco duro de manera remota como si fuera una unidad más de la computadora, sin tener que configurar nada en absoluto.

Todas estas opciones también se pueden controlar desde el móvil gracias a la aplicación correspondiente, lo cual puede resultar muy cómodo en determinadas situaciones, como cuando llegan visitas y necesitamos acceder a la clave de invitados sin prender la computadora.

Al probar la velocidad no noté que hubiera aumentado nada en absoluto, sólo la habitual del módem router del proveedor de Internet, pero a cambio me ofreció, en general, una mayor estabilidad en la red.

En suma, el Linksys EA-4500 es un muy buen router y una magnífica opción de compra, aunque ahora esta firma tecnológica tiene otras opciones más modernas. Además, permitirá conectar muchos equipos sin perder velocidad y, además, ofrece un grandioso Panel de Control, que es muy útil y fácil de usar, incluso en el móvil. Ni lo dude.