Oportunidad sin igual

Portada
Typography
El país caribeño hizo una visita a nuestro país, mediante la Anafam y Grupo Neolpharma, encabezado por algunos gobernantes, para acercarse a la IF y ofrecer la infraestructura de la isla, tanto a nivel tecnológico y de servicios, como de incentivos fiscales

"Queremos hablarles de Puerto Rico, de la IF y de las acciones y vínculos que pretendemos establecer. De igual forma, nos gustaría relacionar a Puerto Rico con la comunidad empresarial farmacéutica y médicos aquí en México”, expresó Antonio García-Padilla, director general de la Sociedad Económica Amigos del País (SEAP).

Al evento asistieron personalidades del sector farmacéutico, como Socorro España, directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Fabricantes de Medicamentos (Anafam); Efrén Ocampo, presidente de Grupo Neolpharma; Rafael Gual, director general de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica; Juan Pablo Senosian, gerente de Nuevos Proyectos de Laboratorios Senosian; y Cristina Viruega, directora general de Terceros Autorizados en Protección y Verificación Sanitaria (TAPVS), entre otros muchos.

Y continuó García-Padilla: “Vengo del mundo académico y, hace poco, un grupo de empresarios y académicos formamos una asociación para hablar de estos temas, desde el lado privado, en una Organización No Gubernamental (ONG) -el tercer sector como le llaman algunos-; y nos interesamos en estos temas de promoción de Puerto Rico. Los colegas del gobierno, aquí presentes, son un lazo de promoción de la administración pública en esto. En la oficina del gobernador se trabajan ahora, de manera intensa, temas de desarrollo económico y relacionados”.

Aprovechar las ventajas
Añadió: “En suma, queremos enseñarles qué es Puerto Rico hoy en día y cómo la IF puede aprovechar la infraestructura de la isla y todas la ventajas de trabajar allá, desde varios puntos de vista, para que hagamos juntos más de lo que ya realizamos”.

La mayor parte de los asistentes a dicho evento, calificó, “tiene qué ver con toda la temática de nuevos negocios en la IF y exportaciones y han expresado el interés manifiesto de un número de empresas en participar en los mercados internacionales, por lo cual estamos gustosos de compartirles nuestra experiencia y beneficios de Puerto Rico”.

Para empezar, dijo, “tenemos una relación particular con Estados Unidos. Somos un país latinoamericano, caribeño y mantenemos una relación con la Unión Americana poco usual, somos un estado asociado. Ello nos permite desarrollar una instancia regulatoria importante en el mundo contemporáneo. Puerto Rico es parte de todo el sistema institucional de Estados Unidos, como la protección a la propiedad intelectual”.

Cristina Viruega

Mexicanos en la isla
Con México, definió, “hemos tenido una relación desde siempre, por lo cual no nos extraña que exista presencia de importantes empresas mexicanas en Puerto Rico, como Aeropuertos del Sureste, Claro Video, Cementos Mexicanos y Grupo Neolpharma, entre otras más”.

Sobre esta última firma, expresó: “Es un grupo estupendo que se ha unido a la comunidad farmacéutica en Puerto Rico. La IF tiene una densidad singular en Puerto Rico. Quizá somos el país con mayor densidad en IF en el mundo. Hoy en día las principales compañías farmacéuticas de Estados Unidos y la Unión Europea tienen operaciones en Puerto Rico”.

Lo anterior cobra mayor importancia, señaló, “cuando se conoce que siete de los medicamentos más vendidos en el mundo se manufacturan en Puerto Rico. También, las principales compañías farmacéuticas y de biotecnología tienen operaciones en nuestro país, por su infraestructura y tecnología de punta. De igual manera, 12 de las principales 20 compañías farmacéuticas y de biotecnología, se ubican también en la isla. También, 13 de las principales 20 compañías de dispositivos médicos, están presentes en este territorio”.

Antonio Garcia

Hay espacio para más…
Sin embargo, el directivo lo dejó claro, “no porque esta densidad sea tan fuerte no hay espacio para otras empresas; de lo que se trata es de asegurar que se ubiquen en ese espacio, por ejemplo, las farmacéuticas que crecen y quieran aprovechar las oportunidades que el país ofrece, tanto en capital humano, experiencia en el ramo, clima regulatorio y acceso a mercados más amplios”.

Luego, dio un acercamiento a la isla a través de la exposición de datos generales: mide 150 km por 30 km. “El país cuenta con 60 años de experiencia en la IF y, como se dijo antes, hay múltiples compañías farmacéuticas. Esto es posible porque hay una gran cantidad de personas: ingenieros, químicos, farmacéuticos que se gradúan cada año de la universidad. Aunado a ello, hay una infraestructura, un supply chain muy desarrollado para esta industria y, de la misma manera, para la biotecnológica y radiológica”.


Oportunidad sin igual

De clase mundial
Puerto Rico, detalló, tiene una de las mejores infraestructuras en América Latina, por razones obvias es muy similar a la infraestructura de Estados Unidos, no sólo desde el punto de vista físico en carreteras, aeropuertos y puertos, sino también desde la tecnología, por ejemplo, se cuenta con banda ancha a través de toda la isla. “Tenemos una infraestructura de clase mundial y conectividad”.

Así, la isla cuenta con más de 24 mil millas de autopistas, 11 puertos marinos con capacidad para buques Post-Panamax, siete aeropuertos regionales y tres internacionales, dos directos a la mayoría de las ciudades en Estados Unidos, todas las del este. Para América Latina tiene vuelos directos a Colombia, Panamá, Venezuela y México. “Todo ello se complementa con zonas de libre comercio a través de toda la isla”.

Hector Avila

El factor humano
Puerto Rico tiene 24 millones de pies cuadrados de edificios, de las principales compañías del mundo, de todos los ramos, como Microsoft, entre otras muchas más.

Otra ventaja indiscutible es su factor humano. La isla tiene mucha gente educada para trabajar en las grandes empresas, corporativos y en la industria. Hay 250 mil estudiantes matriculados y 50 mil graduados en 2012, de los cuales 22 mil fueron en STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por sus siglas en inglés). “Dicha cifra es mucho más de lo que la economía pueda absorber. Como puede observarse, tenemos mucha gente cualificada en Puerto Rico, además de que la fuerza laboral en la isla es bilingüe: 34% de la población habla inglés como cualquier estadounidense”.

Otro aspecto muy importante, resaltó, es que comparado con Estados Unidos, el costo de labor en Puerto Rico es de 30 a 50% más económico. En la isla como en la Unión Americana se gana el mismo salario mínimo, salario base. Pero entre mayor calificado esté el personal, más se nota la diferencia con el Tío Sam”.


Pedro Ortiz Efren Ocampo Antonio Garcia

Made in USA
Aunado a todo lo anterior, dijo, “no se necesita pasaporte para entrar a Estados Unidos desde Puerto Rico. Todos son ciudadanos estadounidenses. Quizás para esta industria no sea tan necesario, pero otros
sectores requieren hacer muchas cosas en la Unión Americana, en territorio estadounidense por ciudadanos norteamericanos. Sin embargo, si nosotros hacemos productos en Puerto Rico, podemos poner el sello de Made in USA”.

En ambiente regulatorio, como ya se mencionó antes, “Puerto Rico es Estados Unidos. En cuanto al área farmacéutica y de biotecnología, en la isla hay una oficina de la Food & Drug Administration(FDA) y es una de las estrictas de la Unión Americana, lo que es bueno, porque ha creado una cultura muy fuerte en Puerto Rico de manufactura y de desarrollo”.

Y, por último, pero no menos importante, es el ambiente fiscal. “Hay indudables ventajas en impuestos, gracias a la Ley No. 73, donde la tasa máxima de contribución sobre los ingresos es de 4%, la cual puede reducirse de 1% a 0% para actividades que conlleven el uso de tecnología pionera”, recalcó.

Oportunidad sin igual2

Paraíso fiscal
Así, enfatizó García-Padilla, las compañías que van a la isla a hacer manufacturas o IyD, se acogen a esta ley en donde se ofrece una tasa de contribución sobre ingresos de 4%. “La gran diferencia que tiene esta isla con cualquier otro sitio de Estados Unidos es que no se pagan impuestos federales, los cuales son de 36% y esos no los quita nadie en ningún sitio de Estados Unidos, pero en Puerto Rico no se tienen que pagar”.

Aunado a ello, dijo, hay varios inmuebles, ocupados antes por firmas farmacéuticas –cinco de manufactura más otros de otras especialidades-, que ahora están disponibles para compañías mexicanas que quieran aprovechar las ventajas de la isla.

Muchas farmacéuticas, especificó, hacen IyD desde Puerto Rico, lo que se traduce en lo siguiente: por cada dólar que una empresa gaste en IyD, desde alquiler de edificios, maquinaria, salarios de la gente y consumibles, el gobierno de la isla le da 50 centavos como un crédito contributivo. “Lo más importante es que dicho crédito se puede usar para pagar impuestos, o bien, para pagar electricidad, también se puede vender. “En Puerto Rico hay un mercado para ese crédito, lo que significa que compañías como Wal-Mart en la isla, que tributan a 30%, pueden comprarlo en el mercado a 90 centavos de dólar, lo que genera flujo de efectivo para continuar con la IyD”.

Que 20 años son nada…
Otro aspecto muy importante a considerar, subrayó, “es que la Ley 73 garantiza por 20 años el decreto. Es un contrato entre la compañía y el gobierno. Una vez que se firma ese contrato con estos términos nadie los puede cambiar. Se ha mantenido desde siempre”.

Y García-Padilla concluyó: “La Ley 22, que se aprobó en 2012, señala que si uno establece la residencia en Puerto Rico, todos nuestros ingresos pasivos tributan a 0%. Esto lo usan muchas compañías que vienen a Puerto Rico y traen a sus ejecutivos que reciben acciones de toda la compañía para reducir de forma significativa el impuesto sobre lo que ganamos”.