“La Alianza por la Innovación en Salud fomentará la realización de acciones conjuntas a fin de favorecer el acceso a la innovación en el sector salud mexicano. De esa forma, el compromiso de la industria de innovación para acompañar los esfuerzos del sector salud en su conjunto y capitalizar el potencial de México en materia de investigación clínica y desarrollo siguen entre las prioridades y objetivos en común”, destacó Cristóbal Thompson, director ejecutivo de la AMIIF.

Se ha convertido, poco a poco, en un evento infaltable en la agenda de la IF. Por tercer año consecutivo,la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF) celebró laInnovaciónnacionales e invitados internacionales dialogaron sobre las tendencias y los retos de la innovación en, donde académicos, autoridades públicas, líderes de la IF, grupos de pacientes, expertos Semana de la salud para mejorar la productividad, beneficiar la calidad de vida de los pacientes y el crecimiento económico.

Con el tema Innovar para crecer se destacó la importancia de contar con indicadores y medidores de éxito, puesto que “la AMIIF busca que haya una sensibilización entre los diversos actores del sector salud, con el fin de atraer mayor inversión al país en beneficio de la salud, calidad de vida de los pacientes, los niveles de productividad y competitividad del país. México es un país que cuenta con una gran promesa: el bono demográfico que viene en camino, el cual debe ser capitalizado de la mejor manera, con bases sólidas como una buena salud y educación”, destacó Cristóbal Thompson, director ejecutivo de la asociación en la inauguración.

Alexis Serlín, presidente de la AMIIF, expresó que la Semana de la Innovación “representa nuestra aportación para contribuir al fortalecimiento de la competitividad, a partir de la salud de los mexicanos, a través del acceso a la innovación farmacéutica. Este espacio, que ya se ha vuelto una tradición anual y es un foro único para quienes trabajamos en el sector salud”.

Diagnóstico nacional
Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), abundó sobre La salud como pilar de productividad y competitividad del país: “La salud tiene un valor intrínseco, reduce la pobreza, protege el patrimonio de las familias, mejora el desempeño escolar de los niños y jóvenes, eleva la productividad de los trabajadores y las empresas, genera un ambiente más propicio para la inversión y la productividad; en resumen, contribuye al crecimiento económico”.

Informó que México asigna recursos insuficientes al sector salud y, además, se ejercen de manera ineficiente. “Con 6% del PIB dedicado al Sistema Nacional de Salud estamos muy por debajo de 9% que el resto de miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) destina al cuidado y prevención de la salud”.

Resultado de lo anterior es que el gasto de bolsillo de las familias mexicanas es el más alto de la OCDE: en promedio cada mexicano gasta en salud alrededor de 13 mil pesos por año debido a que no cuenta con cobertura o acceso eficaz al sistema de salud pública.

La incapacidad de desarrollar un enfoque preventivo nos ha ubicado como un país con alta prevalencia de enfermedades no transmisibles que, cada año, generan pérdidas de entre 4 y 6% del PIB, tan sólo por ausentismo laboral y hasta 3% adicional se debe a retiro prematuro por incapacidad.

El CCE propone las siguientes estrategias como parte de su Visión México: incrementar el presupuesto en salud conforme a las mejores prácticas internacionales, que se ejerza de manera transparente, se implementen para ello nuevos controles y la sociedad sea partícipe del seguimiento y evaluación de los indicadores de salud, además de invertir en nuevas tecnologías y procesos para elevar la calidad del servicio médico y el bienestar de los mexicanos.

Es necesaria una mayor coordinación entre instituciones de salud y órdenes de gobierno con el sector privado, construir un sistema de salud universal que garantice acceso equitativo a todos los solicitantes y la creación de un fondo nacional para el tratamiento de enfermedades de alto costo y medicamentos de alta especialidad. “Desde el sector empresarial, entendemos que existe una relación positiva entre el ingreso y el capital humano”, finalizó.

LXVII Asamblea General Ordinaria de la Canifarma
La crema y nata de la IF se dio cita en el Hotel Marquis Reforma para celebrar este magno evento anual de la Canifarma. Con la presencia de industriales, empresarios, consultores, académicos y autoridades del sector salud, se rindió el Informe Anual de Actividades y se dio la sucesión en la Presidencia de la cámara.

"Sin duda, 2016 fue un año estratégico para la industria, durante el cual recibimos todo elapoyo de la IF establecida en México y así lo reconocemos”, expresó Alexis Serlín, presidente saliente de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma). 

Con la asistencia de líderes de la IF, autoridades del sector salud e industriales, la Canifarma celebró su LXVII Asamblea General Ordinaria, donde rindió cuentas de las labores realizadas el último año.

El evento fue presidido por Serlín y Rafael Gual, presidente saliente y director general de la Canifarma, de manera respectiva, quienes agradecieron la presencia de los líderes y funcionarios del sector salud e IF.

Además de los directivos de Canifarma, la Mesa Directiva del evento estuvo constituida por el titular de la Secretaría de Salud (SSa), José Narro Robles; el secretario federal de Economía, Ildefonso Guajardo; el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS),
Mikel Arriola; Jorge Romero, comisionado de Fomento Sanitario de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris); y Rodrigo Alpízar, vicepresidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamín), entre otras personalidades del sector.

IF, carta de presentación de México ante el mundo: Alpízar Vallejo
El vicepresidente de la Concamín, Alpízar, reconoció el trabajo y la visión de la Canifarma: “El sector farmacéutico es una de las cartas de presentación de México ante el mundo, por su aporte a la salud y economía mexicanas”.

En representación de Manuel Herrera, presidente de la Concamín, definió a la IF como un sector prioritario y estratégico para el país, por las aportaciones que hace al desarrollo humano y a la economía.

Alpízar expresó que la cámara cuenta con todo el respaldo de la confederación, por lo cual buscarán integrar las propuestas del Programa de Desarrollo de la Industria Farmacéutica 2019-2024 al trabajo diario de la Concamín.

“La producción de este sector es tan importante que representa, en promedio, casi 1% del PIB nacional y casi 4% del PIB manufacturero; México es el segundo mercado de medicamentos más grande de América Latina y uno de los más desarrollados del continente”, aseveró.

Para concluir con su intervención, felicitó y deseo éxito a Funes como presidente de la Canifarma para el ejercicio 2017-2018.

La Asociación Mexicana de Profesionales en Regulación Sanitaria (Amepres) a finales de febrero llevó a cabo una conferencia que se intituló La IF ante los retos actuales, donde participaron ponentes de primer nivel.

Jorge Antonio Romero, comisionado de Fomento Sanitario de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), expuso las Perspectivas que tiene la autoridad sanitaria para el periodo 2017-2018 sobre la implementación de la política de salud pública en México.

Destacó la importancia de tener una agencia reguladora fuerte y eficiente, lo cual queda de manifiesto en la resolución WHA6720 emitida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en mayo de 2014, que dice que una agencia eficaz fortalece el sistema de salud y contribuye a la salud pública, mientras que, por el contrario, una ineficiente puede constituir en sí misma un obstáculo a productos médicos seguros, eficaces y de calidad.

En la República Mexicana se hace muy poca investigación clínica y la inversión en este rubro es mínima, por ello el pasado 12 de enero la Secretaría de Salud, a través de la Cofepris, de la mano con la industria y el Instituto Mexicano del Seguro Social firmaron un convenio marco para el impulso de la investigación clínica en México.

Este convenio permitirá aprovechar las fortalezas de esta institución: más de 83 mil médicos, 459 investigadores, 155 mil enfermeras, más de 1,700 unidades médicas, casi 62 millones de afiliados y 127 millones de consultas al año. Ya se trabaja en un convenio similar con la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad.

El objetivo del Centro de Excelencia Cofepris es reducir la brecha del conocimiento y que ello no sea un obstáculo para tener mejores soluciones en salud, además de exaltar las fortalezas de la autoridad sanitaria para robustecer el sistema de salud pública y el mercado farmacéutico en México.

Se pretende permitir la conexión con distintas agencias regulatorias del mundo y generar canales de comunicación y colaboración con ellas, para ello se cuenta con el aval del Foro de Cooperación Económico Asia-Pacífico y de la OMS.

El modelo de farmacovigilancia (FV) e implementación de la NOM-220 ya se lleva a cabo en aquellos hospitales que más consultas otorgan y más medicamentos prescriben. Este programa permitirá llegar a 86% de los establecimientos hospitalarios públicos.

La reactivación de la agenda internacional de la Cofepris ha venido a ser fundamental para distintos proyectos impulsados en la agencia sanitaria, que cuenta con dos reconocimientos internacionales: el de la Organización Panamericana de la Salud como agencia regulatoria de referencia regional en medicamentos y vacunas, y la certificación como agencia funcional en vacunas de la OMS.

También existen acuerdos de equivalencia que han permitido contar con distintos productos de innovación: para el caso de dispositivos se tienen firmados con Estados Unidos, Japón y Canadá; para el caso de medicamentos innovadores se tienen acuerdos con la Unión Americana, Canadá, Australia, la Unión Europea y Suiza; y el reconocimiento de Certificados de Buenas Prácticas de Fabricación con Estados Unidos, Australia, Europa, Suiza, Brasil y Japón; también se tiene la agilización de procesos para el otorgamiento de registros sanitarios de medicamentos con Ecuador, El Salvador, República Dominicana y Paraguay; y para Buenas Prácticas de Manufactura con Colombia y Brasil, en proceso está Chile, Singapur y Corea.

Los registros sanitarios de la Cofepris son reconocidos en siete países de América Latina, lo cual ha permitido aumentar su presencia internacional.

“Tendremos que pensar de forma unida e integral a un nivel que nos permita tener logros que hasta ahora parecían imposibles, pero que son posibles, sobre todo con las autoridades que tiene México en el sector salud, que son de excelencia, con una gran trayectoria, que conocen muy bien el sector y la IF. Queremos coadyuvar con ellos”: Alexis José Serlín, presidente de la Canifarma

"Este año 2016, es de mucha alegría para esta cámara, a 70 años de que fue fundada, siete décadas de dar servicio a la industria, consolidar los esfuerzos del sector, agruparlos, impulsarlos, apoyar al gobierno, generar ideas. Se han caracterizado, la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma), por ser un organismo proactivo, que propone y siempre está a la vanguardia”, definió José Rogelio Garza, subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía (en representación del titular de esta dependencia, Ildefonso Guajardo).

Recordó que desde inicios de este sexenio la IF pidió a la SE, impulsar una política industrial de nueva generación, que ataque cuatro pilares básicos, en los cuales se actuará muy fuerte en la industria, en conjunto con la SE y el resto de las entidades gubernamentales:

En el marco de su 50 aniversario, la Ameifac modernizó sus estatutos, cambió su nombre y renovó sus estatutos para permitir la inclusividad de asociados de otras áreas de la salud, quienes asistieron a este congreso nacional que duró tres días; el primero de ellos personal de la Cofepris impartió diversos talleres y los otros dos días los asistentes escucharon ponencias de distinguidas personalidades de la IF.

Marlene Llópiz, presidenta de la Asociación de Médicos y Profesionales Especialistas en la Industria Farmacéutica (Ameifac), inauguró los trabajos de este congreso y dio un panorama general de la agenda del evento.

Para empezar los trabajos, Julio Sánchez y Tépoz, titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), habló de las Acciones en Favor de la Salud 2017-2018.

Informó que la Secretaría de Salud (Ssa) y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) firmaron un Convenio marco para el impulso de la investigación clínica en México, además de otro similar con el Instituto de Seguridad Social y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE). La inversión podría pasar de 262 millones de dólares (mdd) anuales a 550 mdd, y al menos 50%, podría dirigirse al IMSS e ISSSTE.

Opinó que la firma del Convenio de colaboración para fortalecer la transparencia y la competitividad con las cúpulas empresariales, cámaras y asociaciones permitirá trabajar en prevenir la corrupción en trámites y servicios, promover una mayor transparencia y rendición de cuentas de la gestión pública y evitar potenciales conflictos de interés.

Expansión y segmentación
Lourdes López de QuintilesIMS México, indicó las tendencias que afectan al mercado farmacéutico y adelantó que las empresas locales y regionales ganarán posición en el mercado minorista, a través de genéricos de marca; las cadenas de farmacias fortalecerán su posición en el mercado, apoyadas por la expansión y la segmentación; las enfermedades crónicas han crecido en el mercado, la reducción de precios en el sector público, así como la devaluación del peso han afectado las compras; el crecimiento no está distribuido de forma equitativa y los genéricos crecerán con minoristas y de alta especialidad.

El efecto Trump
Alejandra Medina, presidenta de los Comités de Investigación y Clínica Bajío del CLINBA, abordó las Perspectivas de los Comités de Ética en Investigación y de los Comités de Investigación, y destacó que el efecto Trump puede ser la oportunidad para que en México se realice más investigación clínica, sin embargo, se tiene que mejorar la competitividad en el proceso regulatorio, modernizar los comités y aprender de lo que hacen otros países.

La tendencia a nivel mundial es basar la regulación en la vigilancia, aunado a que las autoridades autoridades regulatorias tienen menos recursos asignados a la evaluación y más a la verificación, este modelo ya se utiliza en varios países y ha resultado muy exitoso. La pregunta es: ¿México está listo para avanzar en este modelo?

Mejores y más eficientes protocolos
Matilde Damián, de Mentrials, y David Treviño, de Boehringer Ingelheim, explicaron el Addendum de las guías para las buenas prácticas clínicas, las cuales a partir de noviembre de 2016 llevan el nombre de ICH E6 R2, ésta es la mayor revisión que se ha hecho en 20 años. Se introdujo una enmienda para hacer mejores y más eficientes los protocolos que garanticen la protección al sujeto y la confiabilidad de los resultados.

Se hicieron 26 modificaciones, en la mayoría se agregaron puntos clave relacionados con los patrocinadores, los sitios y con ambos. Las diferencias fundamentales entre las versiones R1 y R2 de las guías son con respecto a las responsabilidades del investigador, del patrocinador y en el monitoreo con base en riesgos.

La AMIIF realizó este magno evento, con el objetivo de subrayar el valor de la salud como detonador de la productividad y el crecimiento económico del país. A esta reunión acudieron industriales, académicos y funcionarios públicos

Durante cinco días, autoridades, legisladores, académicos, líderes de las cúpulas empresariales, de las organizaciones de pacientes y de organismos internacionales se reunieron para dialogar sobre la creciente necesidad de mejorar la inversión en salud en México, para dar un paso hacia la sustentabilidad y el crecimiento económico.

“La AMIIF pretende que los representantes de los sectores estratégicos del país conozcan el valor de la salud como detonador de la productividad y clave del crecimiento económico para incentivar la inversión en este sector”, dijo Javier Amtmann, presidente de la AMIIF.

Se presentaron los resultados de diversos estudios elaborados por instituciones y especialistas internacionales que documentan la relación entre salud y economía. Los estudios fueron facilitados por la AMIIF para generar información objetiva sobre el sector salud y ofrecer datos duros para promover la inversión en el sector desde una perspectiva de desarrollo sustentable del país.

Fomentar una mentalidad innovadora2

“Hoy el país requiere acciones que fortalezcan la inversión en innovación, mejoren la productividad del sector salud y, a su vez, promuevan la productividad. Por eso en la AMIIF queremos detonar el debate informado sobre estos temas y lograr mejores condiciones para nuestro sistema de salud”, aseguró Cristóbal Thompson, director ejecutivo de la asociación.

Una de las aportaciones indispensables para que se generen mejores condiciones en nuestro sistema de salud, es la eficiencia y el fortalecimiento de los recursos públicos destinados a este sector, por ello es que con el propósito de tener más datos sobre el estado del sector, este año se presentaron análisis de las consultoras internacionales WiFOR y Pugatch Consilium, sobre el cálculo de la huella económica que produce la IF en el país y su índice de competitividad.

El Instituto alemán WiFOR dedicó su estudio a medir el impacto de la participación de la IF en la economía nacional, desde una perspectiva del Valor Agregado Bruto (VAB), el empleo y la productividad para trazar una huella económica.

Cristobal Thompson3

WiFOR encontró que el VAB directo producido por la IF alcanza 90 mil millones de pesos (mdp) anuales: el equivalente a 0.6% del PIB nacional. La clave para que la industria alcance esta cifra es la inversión en IyD de nuevas terapias, misma que es crucial para fortalecer el sistema de salud en México. Incluso, al calcular el VAB directo e indirecto, el valor aportado por la industria sube a casi 149 mil mdp, que es una cifra superior al presupuesto total del sector salud en México (alrededor de 130 mil mdp para el ejercicio fiscal 2016).

Sustentabilidad e innovación
Margaret Flaherty, de la Bussiness School of Lausanne, abordó El valor de la sustentabilidad: los retos, desafíos y tendencias para la salud, se enfocó en cómo la esfera de los negocios se prepara para enfrentar algunos de los desafíos más apremiantes a nivel mundial y cómo las universidades y empresas necesitan trabajar en conjunto para formar a líderes del mañana que tomen la iniciativa y un mayor control.

Hacia el año 2050 se estima habrá en el mundo 9.5 billones de personas, 85% vivirá en economías emergentes, razón que hace prever que 50% de las principales empresas en 2025 tendrán presencia en los países emergentes.

Enfatizó que los problemas climáticos y energéticos son la prioridad en la agenda, factor que deben considerar 10-20% de las trasnacionales que dominan 80-90% del mercado.

A unos días de dejar el cargo para irse a encabezar el IMSS, Diálogo Ejecutivo pudo entrevistar al todavía titular de la Cofepris. En sus oficinas de Oklahoma y con un traje impecable y reloj en pulsera, nos recibe con el tiempo contado, igual que sus días en la agencia sanitaria que llegó para cambiar para bien

No es el clásico personaje que atrae multitudes, pero es muy popular, todos quieren hablarle y estar cerca de él. Es una persona sencilla y carismática. Hay una convergencia de opiniones hacia su trabajo, donde se destaca siempre la eficacia y el cambio profundo que tuvo la agencia sanitaria antes y después de la llegada de Mikel Arriola.

Su eficacia habla por él. Su frente amplia habla, sin duda, de su capacidad intelectual y su mentón pronunciado indica su capacidad de trabajo y tesón para alcanzar objetivos. Es un ser pragmático, de disciplina férrea y de resultados, lo que no es común en la administración pública en México.

El cambio de cara que le dio a la agencia sanitaria fue de tal magnitud, que hubo los consensos necesarios para mudar de sexenio. Empezó con el ex presidente Felipe Calderón y lo confirmó en el cargo Enrique Peña Nieto, actual primer mandatario. Sobrevivió para bien de él y de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y sus procesos.

El nuevo comisionado, que venía de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), encontró una gran institución en la agencia sanitaria, con una gran área de oportunidad en la gestión, para ejercer en realidad su papel como mecanismo de política pública para mejorar las condiciones de acceso al mercado.

Soldado de la salud1

Una gran oportunidad
El todavía comisionado federal, de apenas 41 años, nos recibe en sus oficinas de la calle Oklahoma - justo a un costado del World Trade Center-, a unos días de que lo nombraran titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Nos saluda de buen talante y nos invita a sentarnos en su mesa de trabajo. Sobre la Cofepris relata Arriola:

Los legisladores idearon un órgano que fuera un instrumento para mejorar las condiciones de los mexicanos a la entrada de diversos mercados, no sólo el farmacéutico, porque la Cofepris regula 10% del PIB, es decir, casi 20 industrias distintas, recibe casi 600 mil trámites al año, con un ritmo de crecimiento de 5%. En otras palabras, por cada peso que se gasta en la economía, 44 centavos son regulados por la Cofepris.

Más artículos...