Ferdinard Recio2

Ferdinard Recio

Es director general del Centro Acrópolis.

colaboradores.dialogoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 
Día a día debemos darnos cuenta el porqué deben actualizarse las normas de construcción, que la población cumpla con los reglamentos de protección civil y difundir la cultura de la auto protección, así como contar con detectores de alarma sísmica en las regiones o lugares que tienen fallas geológicas

Una vez más la presencia de los recientes sismos, en el mes de abril, nos muestran que debemos actualizar las normas de construcción en América Latina, ya que por falta de éstas, cuando hay movimientos telúricos se derrumban las edificaciones, lo cual provoca muertes de personas y animales, como sucedió en Quito, Ecuador, y en seis de sus provincias con un sismo de 7.6 grados Richter que causó la muerte de 246 personas en el conteo inicial, y al 25 de abril, 654, más de 1,000 heridos; con 800 réplicas y, unas horas después, en El Salvador, con un sismo de 6.2 grados Richter que ocasionó el derrumbe de varias edificaciones.

Es por esto que día a día debemos darnos cuenta el porqué deben actualizarse las normas de construcción, que la población cumpla con los reglamentos de protección civil y difundir la cultura de la autoprotección, así como  contar con detectores de alarma sísmica en las regiones o lugares que tienen fallas geológicas en donde se pueden generar movimientos sísmicos.

Por ejemplo, en el Ecuador, varios de los hospitales ubicados en zonas de alto riesgo se colapsaron y no lograron desalojar a todos los enfermos, sus familiares y personal de salud, que como acto heroico se quedaron en sus zonas de trabajo protegiendo a sus enfermos.

Es por ello que la OMS/OPS cada día hace énfasis a las autoridades de los países y del sistema nacional de salud y protección civil, en unir esfuerzos para realizar un estudio de gestión de riesgos exhaustivo, para saber en qué lugar construir las unidades de salud que deberán cumplir con el concepto: hospital seguro.

El anterior es un establecimiento de salud cuyos servicios permanecen accesibles y funcionan a su máxima capacidad instalada con su misma infraestructura de inmediato después de un desastre o emergencia de gran magnitud.

Derivado de que el término hospital se refiere en sentido amplio a todos los establecimientos de salud, grandes o pequeños, urbanos o rurales, sin importar su nivel de complejidad, al reunir, sobre todo, tres criterios: protección de la vida, función e inversión.

Por lo anterior se debe cumplir con el índice de seguridad hospitalaria, que es una herramienta de evaluación rápida, confiable y de bajo costo. La evaluación del hospital toma en cuenta el entorno geológico donde se encuentra, factores estructurales, no estructurales y funcionales, incluyendo el medio ambiente y la red de servicios de salud a la que pertenece, al proporcionar la mayor seguridad de que un hospital continúe funcionando en casos de desastre.

Las nuevas construcciones habitacionales deben cumplir también con estos índices de seguridad, ya que es la inversión económica de una persona a la cual le llevó muchos años reunirla y convertirse en su principal patrimonio. Para poder contar con un hogar seguro y resiliente ante los fenómenos naturales o creados por el hombre que se presenten.

Formemos ciudades seguras ante los diferentes fenómenos naturales o antropogénicos.

Ferdinard Recio2

Ferdinard Recio

Es director general del Centro Acrópolis.

colaboradores.dialogoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 
México siempre será más grande cuando en los programas educativos de las escuelas, desde los inicios, se incluya la materia de salud para que cada persona participe y cumpla con mantenerse sano y productivo, que es la finalidad social deseable

Las horas críticas previas a los fenómenos naturales y antropogénicos, son cruciales y, por ello, el ser humano, antes de que se presenten éstos, realiza acciones de autoprotección con base a programas preventivos.

Para ello existen los programas de protección civil internos y de prevención de desastres en los hospitales y en los servicios de salud; la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud, todos los días difunden las nuevas acciones para evitar estar expuestos a los desastres, pero el ser humano no ha aprendido a cumplir con los programas preventivos, ya que considera que a él nunca le va a pasar.

Hoy día, las enfermedades infecto-contagiosas hacen que los virus muten, lo que provoca un gran número de muertes a nivel mundial, cuando se presenta una epidemia en cualquier parte del mundo; recordemos que con los actuales medios de transporte las distancias se han acortado entre los países y se ha facilitado la propagación con base en la velocidad del transporte al pasar de un continente a otro o de un país a otro, aun con los filtros epidemiológicos que se tienen en todas las terminales aéreas y marítimas.

Cumplir con los lineamientos de prevención que dan las autoridades sanitarias internacionales, nos servirá en gran medida para evitar que se propaguen las enfermedades, una de ellas y la más sencilla, es el lavado de manos frecuente, tomar alimentos sanos y en lugares higiénicos para evitar el retorno de las enfermedades gastrointestinales como el cólera, que se creían ya erradicadas.

Al actuar de manera preventiva, con ciudadanos sanos y un gobierno resiliente que brinda un gran desarrollo económico, social y educativo en beneficio de la población, se participa con el autocuidado al cumplir con los programas de fomento a la salud que están ligados a los mínimos indispensables de bienestar.

Cuando un país desea progresar, su población debe cumplir con una cultura en beneficio de su salud física y del medio ambiente que la rodea.

México siempre será más grande cuando en los programas educativos de las escuelas, desde los inicios, se incluya la materia de salud para que cada persona participe y cumpla con mantenerse sano y productivo, que es la finalidad social deseable.

Ferdinard Recio

colaboradores.dialogoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Es director general del Centro Acrópolis.

El sistema nacional de salud va en camino de la universalidad de los servicios, por lo cual debemos recordar que estos profesionales de la salud día a día se han ganado la confianza de cómo realizan sus actividades y que cada día su preparación profesional debe colocarlas en las posiciones estructurales que merecen en las unidades centrales, hospitalarias y de servicios de salud de nuestro país

El 06 de enero se realiza el festejo del Día de la Enfermera (o) en la Secretaría de Salud y en los servicios de salud pública (SSP) de la Ciudad de México y en donde, como cada año, este festejo es el marco preciso para reconocer y estimular la labor cotidiana en la que aportan conocimientos, experiencia, valores y vocación de servicio al cuidado de la salud de las personas sanas o enfermas, de las familias y de la comunidad.

Anabell Arellano, coordinadora normativa de Enfermería de los SSP de la capital mexicana, enfatizó las acciones realizadas por este gremio como parte integrante de un gran equipo de trabajadores de la salud a más de un año del nacimiento del programa El médico en tu casa, que, al paso del tiempo, se ha consolidado como un modelo de atención de bajo costo y de alto impacto, reconocido, admirado y pretendido a nivel nacional, e incluso, foráneo.

Edith Espinosa, jefa de Enfermería de Nivel Central de SEDESA, recordó que al ser el pilar del sistema de salud para beneficio de la sociedad, la enfermería como disciplina moderna aún tiene muchos obstáculos que vencer; el proceso de profesionalización es un camino largo y en ocasiones difícil, se deben efectuar cambios estructurales para hacer visibles los componentes que distinguen a la profesión de enfermería, como son:

1) Conocimiento Científico.
2) Autonomía.
3) Unidad y
4) Reconocimiento Social.

A pesar de que se cuente con una autorregulación, no es suficiente para establecer sistemas estandarizados respecto a las condiciones laborales, salarios e incentivos.

Por ello debemos recordar que quien enseña a las madres primerizas a saber cuidar a su bebé es una enfermera, al igual que a orientarla en su alimentación y cumplir en los programas de fomento a salud para cumplir con el programa de vacunación y prevención de enfermedades; en el ámbito hospitalario han demostrado ser los brigadistas del Programa Hospital Seguro más dedicados a salvaguardar las vidas de los pacientes y de sus compañeros de trabajo, así como hacer cumplir los reglamentos establecidos.

Es por ello que en el estado de Baja California los servicios de salud han iniciado el programa de nombrar a las enfermeras como directoras de los Centros de Salud, ya  que con ello se ha elevado la calidad de la atención de los pacientes, se han acortado los tiempos de espera, la productividad del personal se ha elevado y la satisfacción de los usuarios de los servicios se ha incrementado porque se sienten más arropados en la atención y escucha de sus necesidades.

El sistema nacional de salud va en camino de la universalidad de los servicios, por lo cual debemos recordar que estos profesionales de la salud día a día se han ganado la confianza de cómo realizan sus actividades y que cada día su preparación profesional debe colocarlas en las posiciones estructurales que merecen en las unidades centrales, hospitalarias y de servicios de salud de nuestro país.

Ferdinard Recio2Ferdinard Recio

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Es director general del Centro Acrópolis. 

 
El mes de octubre de 2015 se volvió histórico en nuestro país con el pronóstico de la llegada del huracán Patricia a las costas del Pacífico entre las entidades federativas de Jalisco, Colima y Nayarit, donde la población demostró su unidad para cumplir con las alertas marcadas por la autoridad de protección civil local, estatal y nacional

Los medios masivos de comunicación, por su parte, lograron realizar una difusión internacional y nacional, ante la llegada del que parecía ser el huracán de mayores dimensiones catastróficas, nunca presentadas en las costa de la República Mexicana.

Se logró que la población cumpliera con la autoprotección, al no dejar autos en las calles, asegurar sus embarcaciones marítimas y tapear sus ventanas con madera y, en algunos casos, al instalar cinta canela para prever que con el aire la llegada de objetos pesados rompieran éstos; de la zona turística de Puerto Vallarta se logró desalojar a 15 mil extranjeros quienes fueron trasladados a la ciudad de Guadalajara, Jalisco.

Sin embargo, por aspectos a la fecha no comprensibles, pasó de ser un huracán clasificado en la escala Saffir Sipmson de grado cinco y más, al llegar a las costas mexicanas se degradó a dos y entró entre la zona sur de Jalisco y Colima, lo que le permitió pasar con rapidez para enfrentarse en menos de seis horas con la Sierra Madre Oriental, por lo cual se convirtió en tormenta tropical.

Pero al unirse el frente frío número ocho de la temporada, se presentaron lluvias muy fuertes que provocaron el desborde de presas y ríos como el Mascota, así como el desgajamiento de laderasde los cerros aledaños a las carreteras e inundaciones en las poblaciones de Mascota, Zihuatlán, el Estrecho, la Manzanilla, Melaque, de la zona en los estados de Jalisco y Colima, además de la bahía de Tecnacatitla y Cuesta Comte, lo cual causó daños muy elevados a las poblaciones bajas de las costas de los estados.

Por ello, tuvo que implementarse el Plan DN III de la Secretaría de la Defensa Nacional y el Plan de la Marina Armada de México, para apoyar a los damnificados al crear de nuevo albergues temporales y el desalojo de los habitantes de las zonas inundadas, para proporcionarles alimentos y materiales de cobijo para evitar el frío.

En esta ocasión podemos decir que los programas de prevención que se han creado durante los últimos años por las autoridades de la Coordinación Nacional de Protección Civil y su réplica, en todos los representantes de los estados de la República para crear una cultura de autoprotección, se cumplió 100% con la población, al darse cuenta que no querían ser parte de las estadísticas de muertos que se han visto en otros países por no cumplir con los sistemas de alertamiento de las autoridades.

La temporada de lluvias es del mes de mayo a noviembre, por lo que se pueden conjuntar con los frentes fríos que inician en octubre y terminan en marzo o abril del año siguiente, al provocar con ello grandes lluvias, tormentas tropicales o nevadas en las zonas serranas del norte y centro del país, por lo que podemos amanecer con temperaturas bajas en las primeras horas de la mañana y a mediodía llegar hasta los 20°C, o más, lo que permite que se presenten las enfermedades propias de la estación, como son los problemas respiratorios. Es indispensable que aprendamos a ser más resilientes con nuestra salud al tener un buen autocuidado con ella.

Ferdinard Recio2

Ferdinard Recio

Es director general del Centro Acrópolis.

colaboradores.dialogoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 
Debemos prepararnos para enfrentar los fenómenos epidemiológicos, creados por las diferentes variedades infecciosas que puede crear la naturaleza y, como es natural en los ciclos de vida de los virus, éstos llegan a mutar de manera periódica, lo que hace que el ser humano sea más sensible a las nuevas presentaciones del virus, como son la población entre cero y cinco años, así como los adultos mayores

Las unidades hospitalarias pueden presentar, en corto tiempo, saturación de servicios o que todas sus camas sean ocupadas y crear el cerco sanitario correspondiente exige que se cuente con un excelente equipo de epidemiólogos en su plantilla laboral, para crear el triage en la clasificación de los pacientes entre aquéllos que ameritan ser internados por sus complicaciones en la sintomatología y quienes pueden seguir el tratamiento en sus domicilios.

También podemos encontrar nuevos tipos de enfermedades que tienen origen en otro país, pero que con la creciente movilidad que se tiene hoy en día a nivel mundial porque las personas infectadas viajan cuando su enfermedad se encuentra en periodo de incubación, la sintomatología la presenta días después de haber ingresado al país.

Ello ocurre hoy día con el virus del Sika: los mosquitos autóctonos de nuestro país al picar a una persona infectada de esta enfermedad, se encargan de ir a picar a otras personas y hacer que ese distribuya el padecimiento en hombres y mujeres, aunque no se ha comprobado 100%, que las mujeres embarazadas que contraen la enfermedad del Sika, puedan presentar problemas en la gestación del bebé, que apenas se desarrolla dentro del vientre materno.

Es lamentable ver en los medios de comunicación cómo los estados de nuestro país no ejercen de manera adecuada y eficiente los recursos asignados por el gobierno federal; el Seguro Popular destina recursos para dar atención a los programas preventivos, que estaban destinados a la contratación de personal, a la compra de medicamentos, material de curación y equipos necesarios para efectuar una atención de calidad; durante muchos años, el apoyo financiero era recibido por las direcciones o secretarías de Finanzas de las entidades federativas y éstas, junto con los gobernadores, daban prioridad a otras necesidades del Estado, que nada tenían que ver con la salud de la población, es decir, no se ejercía 

en los programas de Salud ya definidos en el Catálogo Universal de Servicios de Salud (CAUSES) por el Seguro Popular y en cada uno de los programas en que fueron asignados.

Esto hace más problemático afrontarlo para ciertas autoridades a las que les toca el ejercicio del gasto y su aplicación de los programas, ya que se encuentran supeditados a las decisiones administrativas de las autoridades superiores de la entidad federativa y, por otra parte, tienen que enfrentarse a la atención y demanda diaria de los enfermos que se presentan en los centros de salud u hospitales para proporcionarles los medicamentos necesarios para el restablecimiento de su salud y sin poder cumplir con los programas de fomento a la salud de los programas preventivos.

Es indispensable que el Seguro Popular realice verdaderas campañas de supervisión del ejercicio de las asignaciones presupuestales, para que los enfermos, que son los más vulnerables, reciban lo que merecen para recuperar su salud y seguir siendo productivos para sus familias y su país.

Ferdinard Recio2

Ferdinard Recio

Es director general del Centro Acrópolis.

colaboradores.dialogoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 
Por lo regular, el mes de febrero es cuando se presentan las mayores tasas de incendios forestales a lo largo y ancho del país, por lo cual hay que estar atentos de apagar fogatas, no dejar basura en días de campo, sobre todo vidrio, y no hacer quema de pastizales para la siembra

Recordemos que en febrero es cuando se presentan los principales incendios en las zonas boscosas del país y en los lugares que frecuentamos para las reuniones familiares al campo libre, por lo cual debemos tener mucha precaución para no provocar un incendio al dejar una fogata mal apagada, con unas brasas que queden prendidas el aire se encarga de que se pueda iniciar el incendio.

Hay que estar atentos, también, de no dejar basura con cristales, debido a que éstos, con los rayos solares, pueden prender el pasto seco, ya que ese pastizal es el mejor elemento para hacerlo llegar a las ramas secas de la temporada invernal.

Otra forma de provocar un incendio es cuando los fumadores tiran sus colillas de cigarro sin apagar al manejar hacia las zonas laterales de la carretera donde hay pastizales secos.

Ser preventivos en nuestras acciones para conservar nuestros bosques y las zonas donde nos agrada ir a pasar el día de campo con nuestras familias es la mejor acción que podemos emprender. Debemos cuidar nuestros bosques y recordar que si éstos se encuentran cerca de zonas habitacionales podemos crear desastres mayores.

Cada año la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales solicita nuestra cooperación para evitar este tipo de accidentes, al igual que a las personas que cultivan el campo, ya que por nuestras antiguas costumbres muchos de los agricultores consideran que con quemar los pastizales la tierra estará en mejores condiciones para los nuevos cultivos, circunstancia que no es cierta y que si puede crear desastres mayores a las zonas aledañas a las de cultivo.

El Centro Nacional de Prevención de Desastres de la Coordinación Nacional de Protección Civil, nos dice que el incendio es fuego de grandes proporciones que se desarrolla sin control, el cual puede presentarse de manera instantánea o gradual, lo que puede provocar daños materiales, interrupción de los procesos de producción, pérdida de vidas humanas y afectación al ambiente. Es la oxidación rápida de los materiales combustibles con desprendimiento de luz y calor y la generación de gases y humos.

Los fuegos se dividen en las clases A, B, C y D:

Fuego Clase A: es aquel que se presenta en material combustible sólido, por lo general de naturaleza orgánica y cuya combustión se realiza casi siempre con formación de brasas.
Fuego Clase B: es aquel que se presenta en líquidos y gases combustibles e inflamables.
Fuego Clase C: es aquel que involucra aparatos y equipos eléctricos energizados.
Fuego Clase D: es aquel en el que intervienen metales combustibles.

Para concluir, hay que recordar que tu vida es primero y prevenir es vivir.

Ferdinard Recio2Ferdinard Recio

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Es director general del Centro Acrópolis.

 
Dichas instalaciones podrán utilizarse como albergues temporales, en donde las familias que fueron afectadas por los fenómenos naturales se ubicarían en un cuarto y, así, se evitaría utilizar las escuelas, las cuales no cuentan con todos los implementos necesarios para salvaguardar con toda seguridad a los afectados

Cuando hablamos de los avances en nuestro país sobre el Programa Hospital Seguro Frente a Desastres, también es el momento de conocer que dentro de los nuevos elementos que debemos considerar está el dar seguimiento a los pacientes que se encuentran en etapa de recuperación posquirúrgica dentro de las primeras 48 horas, ya que no sólo son los hospitales de mediana complejidad los que pueden recibirlos, sino que debemos empezar a considerar a los hoteles clasificados como de cinco estrellas, gran turismo, etcétera, ubicados en las zonas de nuestros litorales. Esto es importante si no tenemos capacidad en las unidades de salud de mediana complejidad.

Asimismo, debemos recordar que en muchos de los casos, el familiar desea estar al lado del paciente y, por lo regular, no le será fácil trasladarse de su domicilio al lugar donde se encuentra su enfermo por las zonas inundadas y la dificultad para acceder a los medios de comunicación terrestre.

Las autoridades del Sistema Nacional de Salud y de la Coordinación Nacional de Protección Civil deben implementar un nuevo programa de red de apoyo para los casos 

de huracanes frecuentes en nuestro país. Ya en una ocasión en las reuniones del Comité Nacional de Evaluación, Diagnóstico y Certificación del Programa Hospital Seguro fue expresada está inquietud por Luis Felipe Puente, coordinador nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación. 

Recordemos que esa idea expresada por una máxima autoridad -que está al pendiente de la seguridad de los integrantes de la población- debe analizarse y ver la forma de realizar una buena planeación, organización y desarrollo de la logística que deberá implementarse para verificar que los hoteles sean clasificados y cumplan con los programas internos de protección civil y con el aval de la Secretaría de Turismo que certifique que las empresas que los administran estén de acuerdo en participar como apoyo al sistema nacional de salud.

De esta manera, dichas instalaciones podrán ser utilizarse como albergues temporales, en donde las familias que fueron afectadas por los fenómenos naturales se ubicarían en un cuarto y, así, se evitaría utilizar las escuelas, las cuales no cuentan con todos los implementos necesarios para salvaguardar con toda seguridad a los afectados.

Aunado a lo anterior, se contaría con un mayor control de los damnificados, ya que en diferentes zonas del hotel se pueden dar los apoyos psicológicos, atención en crisis, realizar el inventario de las familias afectadas, así como brindar una mejor alimentación, mientras se llega a la etapa de resiliencia de la población por las autoridades municipales, estatales o federales de la zona afectada y regresar a la normalidad sus servicios.

En suma, el trabajo en conjunto de las dependencias permite bajar los costos del desastre y asegurar los servicios a la población afectada.

Más artículos...